Qué hacer en las Merindades?

Lugar de descanso

Las Merindades son el territorio burgalés más septentrional, un híbrido del caracter cantábrico y el castellano. Un lugar de espectaculares y verdes paisajes, paraiso para los amantes de la historia y el arte, y para quien busca la tranquilidad y sosiego del turismo rural en la naturaleza.

  • deportes-ciclismo.jpg
  • deportes-escalada.jpg
  • rafting.jpg

Deportes al aire libre

La zona se presta para la práctica de la pesca, el senderismo, la bici de montaña, y otras posibilidades de cara a los deportes de invierno, practicables en la Estación de Lunada.

Así mismo, a lo largo del año se celebran numerosas competiciones deportivas.

 

 

Deportes de invierno

La Estación de Esquí de Lunada y Centro de deportes de invierno, se encuentra situada en las laderas del Pico La Miel y el Alto de Las Corvas dentro del mazizo de los Montes de Valnera que alcanza su máxima altura en la cumbre del Castro Valnera (1.719 mtrs).

 

Son muchos los aficionados a la práctica del esquí, senderismo, alpinismo que cada invierno visitan Lunada, la Estación de esquí sirve de punto de partida para numerosos itinerarios y paseos o para divertirse en familia "jugando" en la nieve.

Ferias y fiestas

Espinosa de los Monteros:

La Romería de Nuestra Señora de las Nieves es una festividad de marcado carácter pasiego, declarada de interés turistico Regional; cada 5 de agosto reúne a miles de personas. A mediados de agosto, los espinosiegos se preparan par ahonrar a Nuestra Señora de Berrueza. La fiesta, con elección de damas y reina, cuenta con un programa de verbenas, torneos, cucañas, maratón fotográfico y diversas actividades, entre las que se enmarca la ya tradicional feria del Ordeño. Una vez concluido el verano, Espinosa celebra sus fiestas patronales en honor a la Natividad de Nuestra Señora, destaca el tradicional desfile de carrozas, así como una ofrenda floral donde los espinosiegos recorren la arteria principal de la villa hasta la iglesia de San Nicolás.

 

Medina de Pomar:

El 24 de mayo, la Feria de la Asunción inunda la Ronda Ferial. Ropa, artesanía, frutas y verduras salpican la vía, que el 19 de julio será nuevamente el escenario de la Feria de San Miguel, cuya importancia radicaba en el pasado en el ganado y los enseres agrícolas, reúne el 30 de septiembre infinidad de puestos, entre los que sobresalen los de pimiento. La primera quincena de octubre, Medina celebra su fiesta grande. Es Nuestra Señora del Rosario, patrona de la ciudad y representación medinesa por excelencia; el primer sábado, el pregón de fiestas será el encargado de dar el pistoletazo de salida. La Banda Municipal de Música interpretará el himno de Medina y se lanzará, por fin el chupinazo. Como no podía ser menos en tierras labradoras, cada 15 de mayo sale San Isidro a bendecir los campos. Lo hace a hombros de sus devotos, acompañado de las autoridades, danzantes y gaiteros. El tercer fin de semana de octubre, Medina conmemora el último viaje del emperador; se trata de la ruta que hiciera Carlos V con destino al Monasterio de Yuste.

 

Villarcayo de MCV:

Desde el año 1571, la localidad tiene el privilegio de celebrar el mercado semanal todos los lunes. El lunes de Pascua y el día posterior al Corpus Christi, Villarcayo celebra dos importantes ferias. Las fiestas de la Merindad, celebradas en su mayoría durante el periodo estival, gozan de gran afluencia de visitantes. En villarcayo destaca la verbena de Las Guindas, el 17 de julio, que incluye la degustación del típico licor de guindas, víspera de Santa Marina, patrona de la Villa; el 31 de julio, día de San Ignacio de Loyola, se celebra una joranda de confraternización con los visitantes. Las fiestas patronales de Nuestra Señora y San Roque, se celebran desde el 14 hasta el 18 de agosto. Asi mismo a finales del mes de agosto tiene lugar el tradicional concurso nacional hípico de saltos. Las fiestas de Carnaval han experimentado un gran auge en los últimos años.