Naturaleza

El espacio natural de las Merindades siempre ha sido un poderoso atractivo que ha ejercido un decisivo influjo en su vida social, cultural y religiosa a lo largo de la historia de la comarca.

Montañas y valles

En plena cordillera cantábrica, la acción de ríos, arroyos y torrentes, modelan un paisaje de montaña presidido por el circo glaciar de Lunada.

Abajo en sus valles, se alternan sus verdes prados con pinares, hayedos y robledales.

box-flores.gif

Hayedos, valles y montes

La diversidad vegetal existente origina un variado colorido en el medio natural, atractivo en todas las estaciones del año.

Paisajes de calidad: amplias depresiones y desolados páramos; valles glaciares y escarpadas montañas; grandes cavidades y desafiantes desfiladeros; saltos de aguas y caudalosos ríos; bosques autóctonos y empinadas praderas; todo ello está presente en el paisaje de nuestra tierra.

box-arbol.gif

Especies animales presentes

Su situación confiere una gran biodiversidad al ecosistema, y en los bosques de las merindades podemos encontrar las clásicas especies de la península ibérica, así como otras especies animales: zorro, tejón, jabalí, marta, corzo, lirón gris, gineta, etc...

Las aves dominan los paisajes rocosos de las Merindades desde su atalaya privilegiada: buitres leonados, halcón peregrino, águila real y culebrera, gavilán, azor, buho real, etc.. así como aves de menor tamaño: pito real, chovas piquirojas y piquigualdas,etc...

box-naturaleza-fauna.gif